Domingo 28 de mayo del 2017

 La Fundación Jóvenes y Desarrollo mantiene desde su comienzo, en 1988, un enérgico compromiso con el ámbito de la Educación para el Desarrollo y la Ciudadanía Global (EpDCG), entendida ésta como un proceso educativo dinámico e interactivo que nos permite desarrollar un conocimiento crítico de nuestro mundo, estimulando nuestra participación en la construcción de estructuras sociales más justas y solidarias, actuando basados en el principio de la corresponsabilidad de todos los actores implicados.

El objetivo de todas nuestras acciones de EpDCG está encaminado a que tanto los beneficiarios de las mismas, como nosotros como organización, avancemos en la dirección de los cuatro ejes enunciados en el Informe Delors: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a vivir juntos y aprender a ser.

Así pues, desde Jóvenes y Desarrollo compartimos la visión de la inmensa importancia que posee la Educación para el Desarrollo como elemento impulsor del cambio que todos deseamos ver.

“La Educación tiene un papel muy concreto en la tarea universal de ayudar a comprender el mundo y a comprender al otro, para así comprenderse mejor a sí mismo”.(La Educación encierra un tesoro. Informe Delors para la UNESCO sobre la Educación para el siglo XXI) (El Cuadrado de la Educación para el Desarrollo y la Ciudadanía Global. FONGDCAM, dic.2008)

Este papel que le asignamos a la Educación como elemento transformador, tanto de individuos como, y en consecuencia, de sociedades, es el que nos lleva a diseñar las líneas de nuestra intervención concreta en materia de Educación para el Desarrollo.

Una intervención que consideramos debe apoyarse una vez más en estos cuatro pilares:

  •     Aprender a conocer de manera crítica, diversa y ética.
  •     Aprender a hacer propuestas transformadoras.
  •     Aprender a vivir y resolver conflictos juntos y de manera pacífica.
  •     Aprender a ser ciudadanos y ciudadanas conscientes de la globalidad de sus acciones.


Jóvenes y Desarrollo fue calificada en el año 2006 por la AECID como ONGD “especializada en Educación”. Esta característica impregna todas y cada una de nuestras acciones, señalando como campo natural de nuestra intervención el ámbito educativo, tanto el formal como el no formal, sin excluir otros ámbitos de la sociedad.

 
A través de propuestas pedagógicas innovadoras que aportan nuevas posibilidades a la introducción de los postulados de la Educación para el Desarrollo y la Ciudadanía Global en las aulas, elaboramos planes de  intervención en colaboración con los centros educativos así como recursos pedagógicos (materiales didácticos) que nos ayudan a conectar de forma amena, atractiva y sencilla con los destinatarios de nuestro trabajo: jóvenes y docentes, mayoritariamente.
 
Nuestra propuesta formativa contempla también el ámbito no formal, promoviendo la participación juvenil y la movilización como herramientas de construcción de una ciudadanía activa y comprometida con su entorno.

Documentos relacionados: 

left

Jóvenes y Desarrollo es una Organización No Gubernamental Salesiana sin ánimo de lucro.

Jóvenes y Desarrollo tiene un firme compromiso con la transparencia y el buen gobierno.