Martes 23 de julio del 2019

Imagen de Fernanda
Publicado por Fernanda on May 15, 2016

 

¿Qué ha dejado a su paso el devastador terremoto que azotó a Ecuador el pasado 16 de abril?

Según los últimos datos del Gobierno Ecuatoriano, se contabilizan 660 personas fallecidas y 350.000 afectadas.  El terremoto, ha tenido más de 1.200 réplicas desde el 16 de abril a la fecha. 

Al día de hoy, más de 33.000 personas que perdieron sus casas, continúan en albergues y centros de acogida.  Simplemente en Manabí, hay 11.476 personas en albergues.  La mayoría de estas personas lo han perdido todo y no tienen ingresos económicos que permitan sustentar la educación de sus hijos.

La afectación económica que ha dejado el terremoto a su paso ha sido la perdida de más de 24.000 empleos en las 6 provincias golpeadas por el terremoto, impactando directamente en el poder adquisitivo de las familias.

“Hay que ser conscientes que esta situación todavía es para largo”, comenta el Padre Luis Mosquera, Director de la Comunidad Salesiana de Manta. 

En Ecuador, persiste la demanda de alimentos, abrigo y la afectación a la salud. “Hay varios frentes, primero mantenernos con la ayuda humanitaria a través de los víveres”, indica el P. Mosquera.

Los salesianos han recorrido los barrios periféricos de Manta en busca de los niños y jóvenes más necesitados para animarles con juegos y cantos. También hay profesionales “ofreciéndose también como voluntarios para atención médica y psicológica, que en estos momentos también el pueblo lo necesita”.   Esta atención es gratuita.

 

 

 

Se calcula que 166 escuelas tuvieron una afectación media y 560 tuvieron una afectación grave.  El día 2 de mayo, comenzaron las clases excepto en la provincia de Manabi y Esmeraldas (Muisne).

 

La fase de emergencia avanza con la demolición de edificios afectados y búsqueda de inicio de clases en Manabi y Esmeralda.  “En lo que se refiere a la Unidad Educativa Salesiana de San José, empezabamos clases el 2 de mayo, pero se tuvo que reprogramar toda nuestra agenda. Hemos tenido la visita de varios grupos profesionales y, por cuestiones de seguridad, lo más conveniente ha sido proceder a la demolición del edificio antiguo. Esto representa un problema pero, al mismo tiempo, estamos planteando soluciones. Tenemos una edificación que está en buenas condiciones y que cuenta con 16 aulas, pretendemos adecuar unas 8 aulas más y poder atender a toda la población de los estudiantes en dos jornadas.”, cuenta el Padre Mosquera.

La Unidad Educativa Salesiana San José tiene 1.700 estudiantes, distribuidos desde el primer año de educación básica hasta el tercer año de bachillerato, eso hablando de los estudiantes. Entre los colaboradores se cuenta con 120 personas, entre personal docente, administrativo, de servicio y apoyo.

“Tenemos conocimiento que algunos estudiantes también fallecieron en esta tragedia, algunos padres de familia también han perdido los pocos bienes que tenían, algunos han quedado desempleados, yo creo que en este momento también nos toca, como lo hubiera hecho Don Bosco, mirar de qué manera garantizamos el derecho a la educación que todo muchacho, que todo joven debe tener en este momento.”, reflexionó el  Padre Mosquera.

El Padre Mosquera cuenta “hay algunas iniciativas a través de mecanismos de becas en las cuales los muchachos van a mantenerse estudiando. Me parece que también podríamos colaborar a través de ayudas económicas, porque estamos hablando de que tenemos que levantar un nuevo colegio y eso implica ser capaces de tocar un poco nuestro corazón, tocar la sensibilidad de aquellos que en estos momentos tienen algunos recursos y aunque no los tengan, yo sé que harán todo lo posible por ayudarnos. Entonces yo creo que en ese sentido también la ayuda económica que podamos generar y que podamos ofrecer en estos momentos, es importante, es necesaria y Dios seguramente la va a bendecir”

 

Los Salesianos en Ecuador, están atendiendo a 7.000 familias en la provincia de Manabí, específicamente en el distrito de Tarqui (Manta) donde se atienden a 5.800 familias y en el de Crucita (Portoviejo) donde se brinda atención a 1.200 familias.  Los destinatarios incluyen alrededor de 42.000 personas.

Los salesianos continúan brindando atención de emergencia con raciones alimenticias familiares que permitan un abastecimiento de 8 días para una familia de 5 a 6 integrantes.  Cada unidad cuesta alrededor de 30 euros (34,68 dólares).  A la fecha, se han repartido más de 2.000 kits de alimentos y agua a las familias en mayor situación de vulnerabilidad, sin distinción alguna. 

Jóvenes y Desarrollo ha enviado los primeros 7.000 euros de ayuda de emergencia, pero aún hace falta mucho más para que las familias afectadas reanuden su vida normal.

“No podemos solucionar todo, pero podemos ayudar en algo” 

 

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si eres un visitante humano y para evitar el envío de spam automatizado.
1 + 8 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.

left

Jóvenes y Desarrollo es una Organización No Gubernamental Salesiana sin ánimo de lucro.

Jóvenes y Desarrollo tiene un firme compromiso con la transparencia y el buen gobierno.