Jueves 12 de diciembre del 2019

JÓVENES y DESARROLLO continúa estando presente en 24 países.

 

Desde el área de Cooperación al Desarrollo,nuestro trabajo se centra en que miles niños, niñas, jóvenes y sus familias, accedan a una educación de calidad y mejoren su condiciones de vida. Además, desde un enfoque de derechos, apostamos por la hoja de ruta marcada por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda 2030.

 

En 2018 desde JyD apoyamos 49 acciones de Cooperación en 21 países de América, África, Asia y Oceanía. Además, en coordinación con la red internacional Don Bosco Network (DBN), apoyamos cinco acciones de ayuda humanitaria, de emergencia, de reconstrucción y de rehabilitación postemergencia en Sierra Leona, Uganda, México y Siria.

 

 

La población beneficiada por nuestras acciones fue de 61.785 personas de las cuales un 76% fueron niñas, niños y jóvenes. 
 
 
Agrupamos nuestras acciones de cooperación en cuatro grandes líneas de actuación:

Menores en riesgo

Prestamos  especial atención a la infancia y juventud en situación de riesgo y vulnerabilidad. Constituyen el grupo de población que sufre situaciones más graves de exclusión y marginación social.

Cooperamos en acciones de reinserción y reintegración de menores en situación de riesgo a través de proyectos dirigidos a los jóvenes, como sujetos titulares de derechos; a sus familias y comunidades, como titulares de responsabilidades; y hacia las instituciones públicas, como titulares de obligaciones, para entre todos conseguir hacer efectivos los derechos del menor.

Educación básica

Jóvenes y Desarrollo asume la educación como la mejor herramienta para el desarrollo de la sociedades. La educación es un derecho humano fundamental y un elemento esencial para la erradicación de la pobreza y la consecución de un desarrollo humano y económico sostenible. Además, el ejercicio efectivo del derecho a la educación permite el cumplimiento de otros derechos humanos.

Desde Jóvenes y Desarrollo apoyamos acciones de cooperación que promueven la educación básica de las personas a través de cursos de alfabetización, educación primaria y secundaria, cursos de nivelación y refuerzo escolar y acciones educativas no formales desde centros juveniles.

Formación profesional

Dentro del sector educativo, Jóvenes y Desarrollo pone especial énfasis en la formación técnica y profesional, así como en la inserción laboral, como la mejor respuesta para la promoción del desarrollo de los jóvenes y sus comunidades. La formación profesional y humana aporta a los jóvenes las capacidades necesarias para lograr su autonomía y desarrollo.

De este modo, apoyamos acciones relacionadas con la formación ocupacional y la formación técnico-profesional en especialidades productivas acordes con el desarrollo económico de los países, tanto en su vertiente de educación formal como no formal.

Desarrollo local

Jóvenes y Desarrollo también apuesta por otras acciones de cooperación en diferentes sectores de actuación, aunque todas ellas con un fuerte contenido educativo.

Son proyectos dirigidos normalmente a población de comunidades rurales, donde la respuesta a la pobreza es más integral, combinando acciones de perforación de pozos y educación para la salud, con acciones de alfabetización, desarrollo agrícola y promoción comunitaria. También se incluyen proyectos de fortalecimiento de las capacidades de organización local.

 

Documentos relacionados: 

left

Jóvenes y Desarrollo es una Organización No Gubernamental Salesiana sin ánimo de lucro.

Jóvenes y Desarrollo tiene un firme compromiso con la transparencia y el buen gobierno.